Archivos por Etiqueta: EE.UU

EE UU honra a la juez Ruth Bader Ginsburg a las puertas del Tribunal Supremo

Juez Ruth Bader Ginsburg

El ataúd de la juez Ruth Bader Ginsburg está cubierto por banderas estadounidenses. En una íntima ceremonia en el Gran Salón del Tribunal Supremo, en Washington, sus familiares y los otros ocho magistrados del alto tribunal de Estados Unidos velan su cuerpo. Afuera, cerca de medio millar de personas forman una cola para despedirse de su ídolo, fallecida el pasado viernes. Estos seguidores, ataviados con mascarillas, representan a los estadounidenses que ella protegió durante sus 27 años en el Supremo. “Quiso ser una cantante de ópera, pero en cambio se convirtió en una rock star”, ha sostenido el presidente del máximo tribunal, el juez John Roberts durante el primer día de los tres en los que se le rendirá homenaje.

Además del rabino Lauren Holtzblatt, el juez Roberts ha sido el único que ha hablado durante la ceremonia, que ha durado 18 minutos. Ha recordado los orígenes de Ginsburg, cuyo padre era un inmigrante de Odessa y su madre, que trabajó como contable en Brooklyn, era hija de un matrimonio recién llegado de Polonia. “Ruth solía preguntar cuál es la diferencia entre un contable en Brooklyn y un juez de la Corte Suprema. Su respuesta: una generación”. Ginsburg, fallecida a los 87 años por un cáncer pancreático, encarnaba una versión del sueño americano y dedicó su vida a que otros también lo pudiesen hacer realidad.

62-54: El Iberostar Tenerife estará en la Final a Ocho de Atenas

 (Miguel Barreto – Miguel Barreto / EFE)

El Iberostar Tenerife estará en Atenas disputando la Final a Ocho de la Liga de Campeones FIBA, después de ganar este miércoles al Filou Oostende por 62-54, en el partido de desempate de la eliminatoria de octavos de final.

El equipo de Txus Vidorreta ganó sin excesivos problemas y sin tener que emplearse a fondo ante un rival que jugó a ratos y que solo inquietó en el segundo cuarto en el que logró ponerse con siete puntos a su favor (23-30). El conjunto insular supo reaccionar y, tras el descanso dominar con cierta claridad el choque.

El encuentro comenzó con dominio local. No es que estuviera muy acertado, pero si jugó mejor que su rival. Con 17-10 se fueron al final del primer cuarto, un marcador muy bajo por parte de ambos conjuntos.

En el segundo el Filou Oostende puso una marcha más en su juego y la presencia en cancha de Schwartz le dio más profundidad y acierto. Parcial de 0-8 para los belgas que lograron ponerse, por primera vez, delante en el marcador (17-18).

El Oostende empezó a gustarse en la cancha y se aprovechó de la falta de intensidad defensiva de los locales para mandar en el juego y llegar a falta de un minuto para el descanso con una ventaja de siete puntos (23-30).

El Iberostar Tenerife reaccionó tras el descanso. Su presencia en la Final a Ocho de Atenas estaba en juego y no lo iban a perder en un encuentro que tenían que haber controlado desde el inicio.

Huertas lideró la reacción local tras el descanso y luego se le unió Aaron Doornekamp que, con dos triples consecutivos puso una diferencia de nueve puntos a favor de su equipo (46-35).

Ya el combinado canario estaba donde quería, tenía el partido en sus manos y solo tuvo que mantener las distancias con su rival para ganar el choque. El Filou Oostende intentó, con Welsh en cancha, volver a meterse en el choque, pero ya su rival no se lo permitió mejorando, principalmente, sus prestaciones defensivas.

Israel normaliza relaciones con Emiratos Árabes Unidos y Bahrein en acuerdos históricos firmados en la Casa Blanca

Fuente: CNN en Español

Este martes, Donald Trump, Benjamin Netanyahu y los ministros de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin se reunieron en la Casa Blanca para firmar acuerdos históricos de normalización entre Israel y los dos países árabes.

El presidente Donald Trump dijo que la firma de este martes de los Acuerdos de Abraham “cambiará el curso de la historia» y marca “el amanecer de un nuevo Medio Oriente”.

“Estamos aquí esta tarde para cambiar el curso de la historia. Después de décadas de división y conflicto, marcamos el amanecer de un nuevo Medio Oriente”, dijo Trump. “Gracias al gran coraje de los líderes de estos tres países, damos un gran paso hacia un futuro en el que personas de todas las religiones y orígenes vivan juntas en paz y prosperidad”.

Trump agregó que los tres países, Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein crearán embajadas, intercambiarán embajadores y trabajarán juntos en turismo, comercio, atención médica y seguridad, entre otras cosas.

“Juntos, estos acuerdos servirán como base para una paz integral en toda la región, algo que nadie pensó que fuera posible, y ciertamente no en estos tiempos”, dijo Trump.

“Estos acuerdos demuestran que las naciones de la región se están liberando de los enfoques fallidos del pasado. La firma de hoy pone la historia en un nuevo rumbo y muy muy pronto habrá otros países que seguirán a estos grandes líderes”.

La policía federal de EE UU mata a un participante antifascista sospechoso de asesinar a un fan de Trump

Un nuevo episodio de violencia ligado a las protestas antirracistas en Estados Unidos añadió un tronco más a la hoguera de extremismo y polarización que amenaza con prender en cualquier momento durante la campaña electoral. Agentes federales mataron el jueves por la tarde a un autodenominado militante antifascista cuando lo iban a detener, acusado de haber matado a un seguidor del presidente Donald Trump en Portland. Lo que podría ser una simple detención fallida, cuyos detalles aún son confusos, supone en el contexto actual un paso más en la dirección de la profecía autocumplida del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ve reforzado con cada episodio de violencia su relato sobre la degradación de las ciudades norteamericanas.

El suceso se produjo alrededor de las 19.30 (hora local). Fuerzas de seguridad federales compuestas por agentes del FBI y de los Marshals (la policía de los juzgados), se presentaron en el domicilio de Michael Forest Reinoehl, un hombre blanco de 48 años, en Lacey, un municipio a las afueras de Seattle, en el Estado de Washington. Según la información de los Marshals, “el sospechoso sacó un arma y amenazó la vida de los agentes”. “Los miembros del equipo respondieron a la amenaza y dispararon al sospechoso, que murió en el acto”, dijo la agencia en un comunicado. La oficina del sheriff local confirmó el relato.

Reinoehl estaba acusado de asesinato. El mismo jueves, la revista Vice había publicado una entrevista en vídeo con él en la que reconocía haber matado a un militante de un grupo de extrema derecha que el pasado sábado estuvo en Portland, Oregón. En esa ciudad, grupúsculos extremistas de izquierda llevan meses buscando el enfrentamiento con las fuerzas de seguridad aparados en las manifestaciones antirracistas por la muerte de George Floyd. Donald Trump aprovechó esta situación para enviar fuerzas federales a la ciudad que actuaron al margen de las autoridades locales y encendieron aún más el ambiente de violencia callejera.

El sospechoso decía en la entrevista que había actuado en defensa propia. Asegura que Aaron Danielson, un miembro del grupo Patriot Prayer, seguidores de Trump, iba a apuñalar a un amigo suyo. “No tenía opción. Bueno, tenía opción, que era quedarme ahí viendo como mataban a un amigo mío de color. Pero no iba a hacer eso”. Reinoehl se define como antifascista y ha participado en las protestas de Portland durante meses.

La muerte de Danielson fue el primer episodio de violencia extrema contra un seguidor de Donald Trump en el actual contexto. Se producía además después de que un adolescente de 17 años llamado Kyle Rittenhouse, seguidor del presidente y abiertamente extremista en las redes sociales, disparara contra manifestantes que aseguraba que le iban a agredir durante las protestas en Kenosha, Wisconsin, por la muerte de un afroamericano a manos de la policía. Rittenhouse está detenido.

Estados Unidos: la clave que puede definir las elecciones

En casi todas las democracias del planeta, el objetivo central de las campañas electorales es seducir a los votantes indecisos, que en muchos países son la mayoría de los ciudadanos. Los candidatos saben que solo tienen asegurado a un núcleo de seguidores fieles con el que no les alcanza para ganar las elecciones, así que toda la estrategia gira en torno a convencer a los independientes de que son mejores –o menos malos– que sus adversarios.

El juego es muy diferente en Estados Unidos. Si bien hay un número no trivial de electores neutrales, son cada vez menos los que cambian de bando entre una elección y otra. Por las características del sistema y de la cultura política, las preferencias partidarias son bastante estables. El problema es que vota poca gente.

En 2016, cuando Donald Trump fue electo presidente, votó el 56% de los ciudadanos en edad de hacerlo. Ninguno de los otros seis países registró menos de 60% en sus últimas elecciones. En Alemania votó el 69,1% en 2016; en Francia, el 67,9% en 2017; en Italia, el 65,2% en 2018; en España, el 65,1% en en 2019; en Canadá, el 62,4% en 2019; y en el Reino Unido, el 62% en 2019.

Por eso, las campañas en Estados Unidos están esencialmente dirigidas a persuadir a los propios de que vale la pena el esfuerzo de ir a votar. Por supuesto, también importa convencer a los indefinidos. Pero en un país crecientemente polarizado, en el que casi todos tienen una posición tomada en torno a cada partido, gana el que tiene mayor capacidad de movilizar a su propia base electoral y  “si se juega sucio” el que logra desmotivar a los simpatizantes del adversario.

El perfil del votante estadounidense

Si se divide a los votantes por el grupo de edad se encuentran diferencias muy significativas. En 2016, por ejemplo, sufragó solo el 43,4% de los votantes registrados de entre 18 y 29 años, según datos de The United States Elections Project, el portal especializado del profesor Michael McDonald, de la Universidad de Florida. Entre los 45 y 59 años, la participación ascendió al 66,2%, y entre los mayores de 60, superó el 71 por ciento.

La distancia es aún mayor cuando se considera el nivel educativo de la población. Entre las personas con secundario incompleto, solo votó el 30,7% en 2016. Entre los que lo terminaron, la tasa subió al 48,8 por ciento. Pero el mayor salto se vio en los estratos superiores: votó el 68,6% de los universitarios y el 85% de quienes tienen estudios de posgrado, casi el triple que entre los que no completaron el secundario.

La misma tendencia se verifica cuando se divide a los ciudadanos por el nivel de ingresos familiares. En promedio, votó en 2016 el 41,4% de los que viven en hogares que reportan menos de 10.000 dólares al año, según una encuesta de la Oficina del Censo de los Estados Unidos. En el otro extremo, quienes informan ingresos por más de 150.000 dólares al año tienen una tasa de participación de 80,3 por ciento.

Claramente el mayor desafío de Donald Trump y Joe Biden es convencer a sus partidarios de ir a sufragar el 3 de noviembre.