Rafa Nadal tira de jerarquía para remontar a Ivashka y pasar a octavos del Godó

Rafael Nadal ha debutado con victoria en la edición número 68 del Barcelona Open Banc Sabadell tras derrotar con mucho sufrimiento a Ilya Ivashka por 3-6, 6-2 y 6-4.

Era la victoria 62 en las pistas del RCT Barcelona. Sólo en cinco escenarios ha levantado más veces los brazos: Roland Garros (100), Montecarlo (73), Open de Australia (69), US Open (64) y Roma (63).

El balear, que sólo había jugado ocho partidos en la presente temporada, nota la falta de ritmo de partidos, sobre todo en el inicio de los mismos. Le pasó la semana pasada en el Masters 1.000 de Montecarlo y hoy volvió a darse la misma circunstancia en el Godó.

Si Nadal había tenía dudas con el saque en los cuartos de Montecarlo al cederlo siete veces con Andrey Rublev, en su primer juego ante el rival bielorruso también entregó el servicio.

Ivashka, que aprovechaba el frío y la humedad del ambiente, lo que provocaba tener la sensación de que no podía fallar al ser un pegador, se adelantó con un 2-0. Parecía él quien había ganado 11 veces en Barcelona. El pupilo del conquense Pepe Checa volverá muy ponto al ‘top100’ porque tiene nivel de sobras para ello.

En el banquillo del manacorí había rostros de preocupación entre Francis Roig y Carlos Moyá, los dos técnicos del rey de la tierra que se han juntado esta semana, algo que sólo pasa en los ‘Grand Slam’.

Rafa cometía la primera doble falta ya en el tercer juego. Luego vendría otra en el séptimo. Todo lo que pasaba dependía de la raqueta de Ivashka. El español necesitaba mover a su adversario para sumar puntos a su casillero.

A pesar de estrenar su marcador de juegos, presentaba un escaso 33 por ciento de efectividad con el primer saque. Las dudas mostradas en el Principado monegasco se habían trasladado al Godó.

Ivashka parecía el Robin Söderling que ejerció de primer verdugo de Nadal en Roland Garros 2009. Suya fue la manga inicial con dos roturas. Nadal no encontraba tiros ganadores, todo lo contrario que su adversario.

Para encontrar la última vez que el español había cedido sobre arcilla con un jugador fuera del ‘top100’ había que trasladarse a Palermo 2004 con Olivier Mutis cuando apenas contaba con 18 años.

Rafa lograría un ‘break’ en la reanudación que le daba un poco de aire para firmar las tablas. Pero seguía sin jugar bien. El tenista de Minsk había sumado tres victorias en polvo de ladrillo a lo largo de su carrera. En el otro lado de la red había 447 victorias y el hombre que da nombre a la pista central del RCT Barcelona.

El partido se marchó al set de desempate y el bielorruso aguantaba de pie porque para eso tiene de preparador físico al experimentado Toni Estalella, el mismo que moldea el físico de Karen Khachanov y antes de Milos Raonic, entre otros.

El punto de inflexión llegó en el décimo juego cuando apareció la mejor versión de Rafa para llevarse el servicio de su adversario. Ya no volvería a fallar.

Nadal se medirá mañana en octavos con Kei Nishikori, verdugo de Cristian Garín por 7-6(5), 4-6 y 6-1. Mucho tendrá que mejorar si quiere tener opciones de sumar su duodécima corona en Barcelona y recuperar el número dos mundial. Cabe recordar que Nishikori, a pesar de que no pasa precisamente por su mejor momento, ha inscrito por dos veces su nombre en el palmarés del certamen en las ediciones de 2014 y 2015.

Foto Antoine Couvercelle

Fuente: Marca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s