Swiatek, una reina de París con 19 años

Iga Swiatek se ha convertido hoy en la nueva campeona de Roland Garros tras derrotar en la final a Sofia Kenin por 6-4 y 6-1, en 1 hora y 24 minutos. La polaca es la primera tenista de su país en lograr tal hazaña y da un paso más que su compatriota Jadwiga Jedrzejowska, que se quedó a las puertas de la victoria en la edición de 1939 ganada por la francesa Simonne Mathieu.

Iga se estrena a lo grande. A sus 19 años y 132 días, no tenía un solo título en su palmarés y empieza por el Abierto galo. El lunes subirá 37 puestos en el ranking y pasará del puesto 54 al 17. Es la más joven que se corona desde Monica Seles en 1992, cuando la serbia contaba con 18 años y 187 días.

Nadie podrá discutir el triunfo inapelable de Swiatek, que ha sido capaz de levantar la copa Suzanne Lenglen sin ceder un set y perdiendo 28 juegos. La última en conseguirlo había sido la belga Justine Henin en 2007. Mary Pierce, vencedora hace 20 temporadas, ejerció de maestra de ceremonias.

Kenin tardó ocho minutos en anotarse el primer punto al resto. No le sirvió de mucho porque su rival disparó el marcador hasta el 3-0. La estadounidense estrenaría su casillero a los 13 minutos con la sensación de que aún no había salido del vestuario. Ella era la favorita como número seis mundial y reina del Open de Australia.

Esa presión no la supo manejar en los compases iniciales. En el momento que tomó el tempo del partido, el guión se igualó. Era la final más joven del certamen desde que Henin derrotó a su compatriota Kim Clijsters en 2003.

Las dejadas de Iga

Sofia, sin hacer ruido y más práctica que vistosa, empataría a tres juegos. Swiatek aportaba toques de clase con dejadas de revés que no se ven en el circuito femenino. Kenin salvó dos pelotas de ‘break’ en el octavo juego que era medio set. No pudo con la tercera con un revés que se estrelló a la red.

La polaca se disponía a sacar para anotarse el parcial pero falló. En la grada se escuchaban gritos de “USA” que quedaron reducidos a la mínima expresión cuando la nueva reina de París se hizo fuerte desde el resto.

En la continuación, Kenin pidió la presencia de la fisioterapeuta para tratar su pierna izquierda, vendada desde el primer día. Ese percance físico la condicionó hasta el final.

Desde que Serena Williams se adjudicó su último grande en Australia 2017 ha habido hasta 11 vendedoras diferentes en los grandes escenarios de las que nueve eran novatas. Sólo han repetido Simona Halep y Naomi Osaka.

“Hace un par de años gané en los júniors de Wimbledon y el tiempo pasa muy rápido. Lo que marcó las diferencias es que gané el punto de partido”, analizaba Iga, que terminó con una derecha ganadora, un tiro que resume como es ella.

La tenista que siempre había soñado estar en el mismo escenario que su ídolo Rafael Nadal lo ha logrado antes de tiempo. “Veía siempre a Rafa en este lugar levantando la Copa”. Su espontaneidad enamoró a París. De momento es la campeona 54 de los ‘majors’ sin tan siquiera haber salido como cabeza de serie en el cuadro individual.

Fuente: Marca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s