Rafa Nadal hace otro rosco a la historia y pasa a tercera ronda de Roland Garros

La mayor conclusión que se puede extraer del partido de segunda ronda de Rafael Nadal en Roland Garros es que Mackenzie McDonald justificó las razones por las que sólo había ganado tres partidos en tierra a lo largo de su carrera.

El español, superior de principio a fin hasta cerrar un marcador de 6-1, 6-0 y 6-3, pasaba por decimosexta vez en el torneo la criba de los dos primeros partidos. Era el duelo más plácido de Rafa en el Abierto galo desde que superó a Denis Istomin por 6-2, 6-2 y 6-2, en la ediición de 2012.

En los 1.194 partidos como profesional, Nadal sólo había cedido en una ocasión con un rival tan mal clasificado. Fue en Estocolmo 2006 con el local Joachim Johansson (690).

McDonald, que entró en el cuadro principal con ranking protegido, ya es que es el 211, le duró al balear dos juegos. A partir del tercero ya se vio una diferencia abismal entre ambos que también marcaba la actitud y el lenguaje corporal.

Rafa se reclama desde el principio del torneo no estar pasivo y Mackenzie se movía como si fuera un ‘sparring’ más del rey de la tierra. El estadounidense sumaba, a cuentagotas, algún punto de cierta brillantez. Nunca tuvo una opción de ‘break’.

En el banquillo de Nadal se habían unido su padre Sebastià y su hermana Maribel, llegados de Mallorca para la ocasión. A diferencia del resto de favoritos, al defensor de la corona parisina le acompaña el tiempo. Ha jugado siempre al aire libre y hoy ha disfrutado de una temperatura de 19 grados. La jornada, como no, se había iniciado con las canchas cubiertas a causa de la lluvia

El rosco anotado por Nadal en el segundo set es el número 105 en su trayectoria. Es el séptimo en esa ilustre lista tras Jimmy Connors (195), Guillermo Vilas e Ivan Lendl (146), Manuel Orantes (115), Andre Agassi (113) y Björn Borg (109).. Mientras él puede seguir ampliando esa cifra el resto ya están retirados.

Parece que el próximo partido puede empezar a ser un test para calibrar dónde está el campeón de 19 grandes. Y es que podría tocarle Kei Nisihikori siempre y cuando el japonés derrote al italiano Stefano Travaglia. Nishikori ya sabe lo que es ganar a Nadal. De hecho, lo ha conseguido en dos ocasiones. Lo que pasa es que es un jugador venido a menos y llega a París después de perderse la gira americana de pista dura tras contraer el coronavirus en Florida, su lugar de residencia.

Fuente: Marca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s