EE UU honra a la juez Ruth Bader Ginsburg a las puertas del Tribunal Supremo

Juez Ruth Bader Ginsburg

El ataúd de la juez Ruth Bader Ginsburg está cubierto por banderas estadounidenses. En una íntima ceremonia en el Gran Salón del Tribunal Supremo, en Washington, sus familiares y los otros ocho magistrados del alto tribunal de Estados Unidos velan su cuerpo. Afuera, cerca de medio millar de personas forman una cola para despedirse de su ídolo, fallecida el pasado viernes. Estos seguidores, ataviados con mascarillas, representan a los estadounidenses que ella protegió durante sus 27 años en el Supremo. “Quiso ser una cantante de ópera, pero en cambio se convirtió en una rock star”, ha sostenido el presidente del máximo tribunal, el juez John Roberts durante el primer día de los tres en los que se le rendirá homenaje.

Además del rabino Lauren Holtzblatt, el juez Roberts ha sido el único que ha hablado durante la ceremonia, que ha durado 18 minutos. Ha recordado los orígenes de Ginsburg, cuyo padre era un inmigrante de Odessa y su madre, que trabajó como contable en Brooklyn, era hija de un matrimonio recién llegado de Polonia. “Ruth solía preguntar cuál es la diferencia entre un contable en Brooklyn y un juez de la Corte Suprema. Su respuesta: una generación”. Ginsburg, fallecida a los 87 años por un cáncer pancreático, encarnaba una versión del sueño americano y dedicó su vida a que otros también lo pudiesen hacer realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s